UN CONCIERTO DISTINTO PARA UNA SOCIEDAD DISTINTA. Concierto en homenaje a todas las compositoras olvidadas

Por Carles Guaita Serrano

En la mañana del pasado 15 de marzo, se realizó el concierto titulado “Compositores a les aules” en el Auditorio del Conservatorio Superior de Música de Valencia, organizado por la Comisión de Igualdad del centro. El leitmotiv del concierto fue la interpretación de música compuesta por figuras femeninas, para dar a conocer una música que por motivos que desgraciadamente todos conocemos, se ha ignorado durante años.

Mireia Berenguer, violín y José Romero, piano

La música corrió a cargo de distintas agrupaciones de Música de Cámara de los propios alumnos del conservatorio. La coordinadora de la actividad fue Paula Tamarit. Al control del sonido y las luces estuvo Lucía García, que se encargó del lanzamiento de las distintas frases que pudimos escuchar.

La actuación comenzó con la lectura de la siguiente frase: “En la cinta móvil de la vida, esa pasarela por donde desfilamos, abiertos ojos al amor, al beneplácito de nuestros semejantes, avistamos amigas fugazmente, nos cruzamos como barcos, nos hacemos señas perdidas en la niebla de las ocupaciones. Tras ese breve encuentro, la nostalgia pregunta el porqué de la distancia”. Pertenece a “Cegueras del vivir” de Gioconda Belli.

A partir de ese momento, se fueron intercalando las distintas piezas, de una duración breve, con variadas frases que reivindicaban la igualdad que las mujeres merecen respecto a los hombres, dichas por importantes figuras femeninas tanto del ámbito político, cultural o verdaderas celebridades de Hollywood, el mundo de la moda o la industria musical. Es importante recalcar que estas frases han sido grabadas por propios alumnos, profesores y personal del conservatorio.

Numerosas fueron las interpretaciones que se dieron, y este fue el orden del concierto:

Evocazione Rossiniana de ZULEMA DE LA CRUZ 

Eduardo Peco Aguilar, clarinete / Paula Tamarit Fernández, piano

– Der Mond kommt still Gegangen opus. 13

– Liebst du um Schönheit opus. 12

– Warum willst du Andre fragen opus. 11 de  CLARA SCHUMANN

   Ángela Sánchez-Lindo, mezzosoprano/ Diego Sánchez, piano

– Dorm

Ara que vens de MATILDE SALVADOR

  Héctor Ruiz, tenor/ Pablo García-Berlanga, piano

Images de Norvège de IDA GOTKOVSKY

2 Pièces en forme de jazz de FRANCINE AUBIN

   Virginia Gómez Torres, clarinete/ Gemma Sanxis Mont, piano

“Adagio para un caballero español” de E. Beltrán

– Sonata para trompa y piano opus. 7 de JANE VIGNERY

   Carles Raigal Roman – trompa, Antonio Morant Albelda – piano

Je viens te tendre a l’espèranceCendrillon

Hai Luli de PAULINE VIARDOT

   Maia Juan – soprano/ Pablo García-Berlanga – piano

– Sonata para violonchelo y piano – I. Allegro moderato de LERA AUERBACH

   Uladzislau Trukhan – violonchelo, Víctor Trescolí Sanz – piano

– 6 Morceaux para violín y piano- Romance / Mazourke / Tarantelle  de PAULINE VIARDOT

    Mireia Berenguer Escrivà – violín/ José Romero Mazarrota – piano

Cantique de NADIA BOULANGER

    Inca Ripoll – soprano, Diego Sánchez – piano

-A Bruma do Valado de ANNE VITORINO D’ALMEIDA

    Neus Molero i Beneito – clarinete/ Bora Tarkum – violín/Ferrán López Carrasquer – piano

– Suite para flauta, violín y piano – Serenade, Pastora y Scherzo de MEL BONIS

    Marta Banyasz – violín/ Sofía Gottardi – flauta/ Leonardo Brunetti – piano

– Oh weh, des Scheidens, das er tat opus. 12 de CLARA SCHUMANN

    Inca Ripoll – soprano/ Diego Sánchez – piano

“D’un mati de Printemps” de Lili Boulanger

D’un mati de Printemps de LILI BOULANGER

Óscar Abellán Barber – violín/ Liu Betrán Fernández – violonchelo/ Ferrán López Carrasquer – piano

Viens, mon Bien-Aimé! de CÉCILE CHAMINADE

    Maia Juan – soprano/ Pablo García-Berlanga – piano

–  Adagio para un caballero español de ENCARNA BELTRÁN HUERTAS

 Víctor Coll Sánchez – violín/ Cristina Sanz Cambra – violín,/Mari Carmen Flores Aloy – viola/ Marta Calás Lendoiro – violonchelo/ Juan Selfa Ferrandis – contrabajo

Para terminar escuchamos una frase de Emily Dickinson: “Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos en pie”.

La única pega que le pondría al magnífico concierto es la falta de público. Esto se puede deber a varios motivos, como la hora o las complicadas fechas que atravesamos en la ciudad de Valencia, pero se tendrían que replantear algunas cosas para que eventos así tuviesen una mayor acogida. Al fin y al cabo, este tipo de actividades demuestran que nuestro conservatorio es algo más que un centro de difusión de conocimiento musical, y también se suma a la lucha por los valores que mueven nuestra sociedad, aunque usando nuestra más poderosa arma, que siempre será la música.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*