CONCIERTO DE LA ORQUESTA CLÁSICA DEL CSMV. Director: Jesús Cantos. Solista: Vicente Llimerá, oboe. Conciertos de la Semana de Santa Cecilia

Por Pablo Castañeda Minguet

El pasado lunes 29 de noviembre, tuvimos la oportunidad de escuchar un concierto ofrecido por la Orquesta Clásica del CSMV, dirigida por el profesor Jesús Cantos. Fue un concierto un tanto especial, ya que aparte de ser el primer concierto de esta nueva formación, participaron en él dos profesores del centro, Carlos García Bernal (clave) y Vicente Llimerá Dus (oboe) como solista.

 

Vicente Llimerá (oboe), con la Orquesta Clásica del CSMV. Director: Jesús Cantos

Sobre Vicente Llimerá Dus

Comienza su formación en la banda primitiva de Lliría. Finalizó sus estudios en el Conservatorio Superior de Música de Valencia siendo alumno de Vicente Martí, obteniendo el Premio de Honor. Completó sus estudios con los maestros Francisco Salanova y Lothar Koch. Doctor cum Laude en la Universitat de València. Ha colaborado con la Orquesta Nacional de España y la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Gran Teatre del Liceu de Barcelona entre otras muchas. Actualmente, es profesor de oboe en el Conservatorio Superior de Música “Joaquín Rodrigo” de Valencia.

Sobre el concierto                              

Como se cita anteriormente, fue un concierto muy especial. Desde este año, se ha dado la opción de formar una orquesta clásica, tanto en su formación como en el repertorio que se interpreta. Un valor añadido fue contar con la colaboración de dos magníficos profesionales de la talla de Vicente Llimerá   y Carlos García Bernal.

El programa contaba con un hilo conductor común, pues tan solo separan 18 años la composición más joven de la más antigua. Como destacó el maestro Cantos en la presentación de las obras, puede parecer que 18 años sea muy poco tiempo a día de hoy, pero para la época era mucho tiempo, y así se demostró en lo diversas que fueron las obras.

El concierto empezó con una obertura, Alceste Wq.44 (1776) de Christoph W. Gluck. Perteneciente a la ópera de mismo nombre, está basada en el mito de Alcestes. Alcestes ofrece su vida a los dioses a cambio de la vida de su esposo, Admeto, gravemente enfermo. Una vez recuperado, no puede soportar el dolor de la muerte de Alcestes y decide acompañarla en el viaje en el río por el   inframundo.

                             Cartel anunciador

Seguidamente, se interpretó el Concierto para oboe en Do mayor, Hob. VIIg: C1, (1790) de Joseph Haydn. Este concierto guarda cierto secretismo a cerca de quién fue realmente su compositor. Como explicó el director Cantos, en la época era muy común que los grandes artistas firmaran obras que habían realizado alumnos u otros artistas con mucho menos reconocimiento. Así pues, se cree que este concierto no fue compuesto por el propio Haydn, ya que en 2008 se encontró el manuscrito del inventario de todas sus obras, entre las cuales no aparecía este concierto. Por tanto, musicólogos de gran prestigio internacional consideran que este concierto podría pertenecer a algún alumno suyo o incluso a su hermano Michael Haydn. A continuación, el maestro Llimerá deleito al público con una magnífica interpretación, recibiendo largos aplausos, regalando incluso un bis al público para poner el broche a su actuación.

Orquesta Clásica del CSMV con Carlos García Bernal (clave) y Jesús Cantos (director)

Para finalizar, una sinfonía, esta vez sí que estaba compuesta por Haydn. Sinfonía nº 100 en Sol mayor (militar), Hob. I/100 (1794). Perteneciente a su segunda etapa en Londres, fue la sinfonía que más gusto al público londinense después de la 104 (sorpresa) perteneciente a su primer viaje. La gran novedad que presenta esta sinfonía es la inclusión de percusión a la turca, es decir, bombo, platos y triángulo. Esta orquestación con percusión a la turca se había puesto muy de moda en aquellos años y era un recurso muy utilizado por los compositores de la época.

De esta manera, se ponía punto y final al concierto, un concierto del que se pudo disfrutar de música muy variada en cuanto a estilos, pese al poco tiempo que existe entre su creación. Esperemos volver a escuchar a esta orquesta pronto con este aroma tan clásico que la rodea.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*