Clases Magistrales de Piano a cargo de JOSEP Mª COLOM

Por David Fuertes Soñes

Josep Mª Colom nació en Barcelona en 1947.  En su juventud ganó varios concursos como los Concursos Internacionales de Jaén en 1977 y Santander en 1978; mucho más tarde, el Ministerio de Cultura de España le otorgó el Premio Nacional de Música. En los años 80 su actividad pública aumentó poco a poco y, actualmente, actúa con regularidad con prácticamente todas las orquestas españolas con los mejores directores, así como en recitales y música de cámara en los principales festivales y auditorios.

También fuera de las fronteras mantiene una notable actividad, particularmente en Francia, donde vivió bastante tiempo en los años 70, estudiando en l’École Normale de Musique, fundada por Alfred Cortot y donde ha grabado la mayor parte de su discografía para el sello “Mandala” con música de autores tan diversos como Brahms, Franck, Blasco de Nebra, Mompou, Falla… Recientemente el sello RTVE ha editado un Dvd con el tercer concierto de Prokofiev y un Cd con obras de Chopin, Debussy y Ravel, grabaciones en vivo del archivo de Radio Clásica dentro de la serie “Grandes pianistas españoles”.

Además de impartir regularmente sus clases magistrales, desempeña habitualmente una función docente, desde su fundación en 1990, en el Aula de Música de la Universidad de Alcalá de Henares. También desde hace unos años colabora en el Conservatorio Superior de Zaragoza y en Musikeon (Valencia). A partir de septiembre de 2012 empezó una nueva etapa pedagógica en el Conservatori Superior del Liceu (Barcelona).

El pasado día 24 abril de abril, tuvieron lugar las clases magistrales de piano en las cuales participaron algunos alumnos del Conservatorio interpretando las siguientes obras: 

– José Dolz Cubedo: Sonata D 958 en Do menor de F. Schubert.

– Pablo Baidez Rodriguez: Estudio op.10, nº1 de F. Chopin y Paráfrasis de Rigoletto de F. Liszt.

– Rafael Soler Vilaplana: Estudio op. 25, nº12 y Polonesa opus 53 de F. Chopin.

– Pau Hueso Ribes: Suburbios, de F. Mompou.

– Cristina Cerdá Bernavé, Escenas de niños de R. Schumann.

 

El mismo día 25, tuvieron lugar las clases magistrales de Música de Cámara en las que participaron: un cuarteto de cuerda con piano que interpretaron el 2º movimiento del Piano Quintet op. 67 de Amy Beach y un cuarteto de cuerda con piano que interpretó el Quinteto “La trucha” de F. Schubert.

Tanto con los alumnos de piano como con los de música de cámara, el Prof. Colom buscó ir más allá de lo que está escrito en la partitura, sacar el máximo colorido y musicalidad al instrumento. Buscar la excelencia técnica y musical,   individualmente en el caso de los pianistas, así como con los grupos de cámara, para poder conseguir el carácter de cada pieza.  La importancia de la armonía para frasear y trabajar por líneas melódicas, el análisis para estructurar bien la obra y saber en cada momento de la pieza como interpretarla.  Y la importancia de la técnica para poder interpretar con fluidez y seguridad.

Josep Mª Colom también ofreció una charla abierta a toda la comunidad educativa en la que se respondieron a preguntas de los alumnos presentes.  Se basaron, principalmente, en estas tres cuestiones:

¿Cuántas horas hay que estudiar? A lo que Josep Mª ha contestado que no se trata de cuantas  horas, sino que hay que  aprovechar  bien el tiempo y saber cómo estudiar. No se trata de insistir, sino de invertir el tiempo correctamente con el método adecuado.

La segunda pregunta fue: ¿cuál es la mejor forma de memorizar una obra?. Su respuesta ha sido que no lo sabe, nos ha contado anécdotas en su juventud de su facilidad para memorizar, siempre ha estudiado muchas partituras y como le apasionaban las interiorizaba sin darse cuenta. Un método bueno para memorizar sería leer muchas piezas de un mismo compositor, conocer los rasgos característicos compositivos de la época y ayuda a que cada pieza sea  más fácil de interiorizar.

La última pregunta fue: ¿qué se puede hacer para combatir el pánico escénico? Él se ha referido al “miedo al fallo”, a quedarse en blanco, al fracaso, la mirada al miedo…Hay que entrenarse, por ejemplo, pensando que tocamos para gente que no sabe de música, o que sabes que va a disfrutar de lo que haces, que sea algo habitual. Recomendó técnicas de relajación, que el cuerpo tenga conciencia de la relajación. La respiración es clave así como ser consciente de que no ocurre nada si fallas. No hay que tener miedo. El miedo es algo imaginario.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*