“ADAGIO PARA INSTRUMENTOS DE VIENTO EN TIEMPOS DE COVID”. Un reportaje de la Cadena SER sobre la situación Covid-19 en el Conservatorio Superior de Música de Valencia.

Por Mateo Chover

El pasado jueves 22 de octubre de 2020, el Conservatorio Superior de Música de Valencia recibió una inesperada visita por parte de la cadena SER con el fin de dar a conocer cómo se está viviendo en el centro este inicio de curso. El reportaje fue realizado por Severino Donate, periodista con un largo recorrido profesional, quien colabora con Angels Barceló, presentadora del programa “Hoy por hoy”. Este noticiero informativo, con casi 35 años en antena, se emite de lunes a viernes desde las 6.00h hasta las 12.20h. Con tres millones de oyentes de media, es uno de los programas más escuchados de la radio en España.

La atención estuvo dirigida especialmente a las agrupaciones de viento con motivo de las medidas de seguridad decretadas por el Ministerio para frenar la crisis sanitaria. En concreto, la asignatura de Banda del conservatorio, bajo la dirección del catedrático Jesús Cantos, se ha visto obligada a dividir su plantilla original en dos más pequeñas, las cuales les permiten trabajar en un aula durante periodos de hora y media.

El inicio de la visita se desarrolló entre murmullos de curiosidad, por parte de los alumnos, y retoques de última hora para preparar la sala para el ensayo. Sin embargo, pronto se esclareció el motivo de la presencia de los invitados. Inmaculada Sánchez, directora del ISEACV se presentó agradeciendo al alumnado su participación en esta visita, y el esfuerzo que día a día realizan para continuar desarrollando su trabajo a pesar de todos los obstáculos.

Una vez finalizadas las presentaciones, se dio comienzo al ensayo. A pesar de que al principio eran evidentes algunos gestos de tensión y nerviosismo, sobre todo en los músicos más jóvenes, la realidad es que el trabajo discurrió con completa normalidad. Aproximadamente a mitad de la sesión, se realizaron algunas preguntas al director acerca de cómo consiguen desarrollar la labor educativa en la situación actual, cómo se plantean los posibles conciertos y acerca de su percepción de la actualidad sanitaria desde su punto de vista como docente.

Entre las respuestas destacó un mensaje positivo, dando a entender que dentro de lo malas que son las circunstancias hay que tratar de sacar el máximo rendimiento a cada clase, ya que para algunos alumnos que finalizarán sus estudios a finales de este curso, no va a haber otra oportunidad de aprender. Asimismo, agradecer que al menos se puede seguir con la docencia presencial, hecho que, lamentablemente, no todos los conservatorios de España pueden afirmar.

Más tarde, algunos músicos hicieron pequeñas declaraciones desde su perspectiva de alumnado. En especial, Jesús Orón, alumno del conservatorio y compositor de la obra “Aurora”, que estaba siendo ensayada durante esa sesión. Las múltiples respuestas confluyeron en las mismas ideas, pena, agradecimiento y mayor trabajo como denominador común. La docencia presencial es esencial para los entrevistados, los cuales parecen representar a la opinión mayoritaria de los alumnos, yaque muchas de sus actividades diarias, así como la retroalimentación del profesorado, son realmente difíciles o imposibles de trasladar a la red.

Además de la agrupación de la banda, otras formaciones y alumnos fue
ron entrevistados para conocer con mayor profundidad cómo se estaba viviendo la situación. Entre todas ellas, algunas clases como la de música de cámara que, bajo la orientación de Carmen Mayo, catedrática de música de cámara, intentaban ensayar con normalidad con un quinteto de metales. Para ello, en las aulas se disponía de todas las medidas de prevención posibles: gel hidroalcohólico, pañuelos de papel desechables, spray especial para limpiar el teclado del piano y los atriles, papeleras con bolsa desechable para la condensación de agua en los instrumentos de viento y las ventanas abiertas, además de parabanes de plástico para minimizar la propagación de los aerosoles.

La expresión de preocupación continuaba en los alumnos: siempre se nos ha dicho que, a la hora de tocar, cuanto más juntos, mejor, pero ahora todo eso se ha perdido. El miedo está, pero no puedes dejar de hacer tu vida. Yo, dentro de lo que cabe, doy gracias por venir al centro”, comentó Gloria, alumna de trombón.

En otras clases, sucedió de forma similar. Cristina Aguilera, catedrática de música cámara, explicó que “en la música de cámara se requiere de contacto visual y emocional. Para mí no hay nada peor que dar clase detrás de una mesa”.

 

En añadido, tal y como manifestó Alma, estudiante de saxofón soprano a Severino Donate, los propios alumnos están aprendiendo a aprovechar al máximo el tiempo en clase y a trabajar de forma autónoma en casa. Por si fuera poco, Gema, estudiante de saxo barítono, recordaba que el tiempo de ensayo en las cabinas se ha reducido y los préstamos de instrumentos del conservatorio se han restringido, lo que dificultaba aún más la práctica diaria.

Sin embargo, tampoco la dirección se libró de la visita. Maria Dolores Tomás Calatayud, directora de nuestro centro, aclaraba a Severino que el inicio de curso había sido muy caótico, con algunas quejas por parte del profesorado y alumnado, pero que poco a poco los problemas se van solucionando a pesar de las dificultades.

En resumen, la situación es la que es, y disciplinas como la música, que necesitan del contacto, ensayos y un público para poder transmitir todo lo que en su esencia la definen, se ven especialmente afectadas. Privada y limitada por las normas de seguridad, se multiplica el trabajo de alumnado y docentes para conseguir lo que a ojos de todos parece una tarea titánica: salvar la calidad educativa de este curso.

 

 

PUEDES ESCUCHAR LA NOTICIA EN:

https://cadenaser.com/programa/2020/10/26/hoy_por_hoy/1603706236_553529.html

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*