(1ª Parte) PREMIOS EXTRAORDINARIOS FINAL DE TÍTULO CSMV. CURSO 2019 – 2020. Alumnos galardonados: SAXOFÓN JAZZ, SAXOFÓN y CONTRABAJO

Por Victoria Morales Rosa

JESÚS NÚÑEZ SÁNCHEZ. Saxofón Jazz

           Jesús Núñez Sánchez

Nacido en San Fernando, Cádiz, inicia sus estudios musicales a temprana edad, obteniendo el Grado Superior de Saxofón Clásico en el Conservatorio Superior de Música de Granada en 2012 bajo la tutela del saxofonista Rogelio Gil.

Al finalizar sus estudios de saxofón clásico, comienza a explorar el Jazz y estudia en varios seminarios con Perico Sambeat, Ernesto Aurignac, Iván “Melón” Lewis y Jerry Bergonzi. En 2020 termina sus estudios musicales en el Conservatorio Superior de Valencia, esta vez en la especialidad de jazz bajo la tutela de los profesores Jeff Jerolamon, Toni Belenguer, Voro García, Jorge Sevilla, Jose Luis Granell o Ramón Cardo. Paralelamente a su formación académica, recibe clases del saxofonista valenciano Javier Vercher.

Actual miembro del cuarteto liderado por el batería americano Jeff Jerolamon, ha grabado y/o tocado con músicos de la talla de Pedro Cortejosa, Miguel Ángel López, «Lipi» Calvo, Juan Sainz, Carlos Villoslada, José López, Bob Sands, Davide LoCascio, Borja Flores, Javier Galiana, Iván Cebrián, Marina Alcantud, Pablo Soriano, Rubén Cuchillo, Joan Vicens o Julio Fuster.

–  Jesús, ¿cómo has preparado este premio?

Sinceramente, no ha habido una preparación especial. Con ello me refiero a que nosotros (Pablo, Borja y yo) tenemos montada esta formación de trío y tenemos «bolos» regularmente en el circuito local valenciano (aunque ahora con la pandemia está todo bastante paralizado). Es por ello que quedamos regularmente para hacer sesiones de práctica y, por lo tanto, el premio ha significado un concierto más, eso sí, un pelín más especial.

¿Qué ha significado para ti estos años en el Conservatorio?

Ha sido un periodo de cambios muy enriquecedor. Yo venía de lejos (Cádiz), de otro ambiente, con algunos años menos (hace seis años que llegué a Valencia) y mucho menos bagaje y experiencia en muchos aspectos vitales y musicales. Considero que la vida es un continuo devenir de experiencias y aprendizajes que no se acaba, pero como he comentado al principio, esta etapa, en concreto, ha sido muy bonita musical y personalmente.

¿Cuáles son tus planes más cercanos?

En el plano musical seguir practicando y, a la vez, disfrutando de la música.  En el ámbito más comercial, me gustaría grabar un disco en el formato de trío. En el plano personal continuar aprendiendo y disfrutando de la vida.

¿Algún consejo para los estudiantes, para poder afrontar con éxito un Premio?

Puedo sonar redundante, pero no me importa. Que disfruten de la música y del momento. Si amas la música de verdad, la práctica diaria se convierte en una bendición y este premio se convierte en «un día más en la oficina».

 

JOSEP SANZ MIQUEL, saxofón

                  Josep Sanz Miquel

Sus estudios musicales empezaron en la escuela de música de la Sociedad Unión Protectora Musical de Llombai, su pueblo natal. Continúa su formación en el Conservatorio Profesional “Perfecto García Chornet” de Carlet, en el que cursa las enseñanzas profesionales de música, con el profesor José Berdier. Una vez finalizada, decidió cursar las enseñanzas artísticas superiores de música en el Conservatorio Superior de Música “Joaquín Rodrigo” de Valencia con el profesor José Plaza, obteniendo finalmente las más altas calificaciones. El pasado noviembre de 2020, consigue el Premio Final de Carrera de saxofón.

Ha asistido a clases magistrales con los profesores Arno Bornkamp (profesor de saxofón del Conservatorio de Ámsterdam), David Alonso (profesor de saxofón en el Conservatorio Profesional “Hermanos Berzosa” de Cáceres) y José Garrido (profesor de saxofón del Conservatorio Superior de Música de Castellón), entre otros.

Ha participado como intérprete en festivales, entre ellos ENSEMS; en agrupaciones como la Joven Banda Sinfónica de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana; y en varios conciertos organizados por CulturArts, como por ejemplo “Homenatge als músics valencians”. Participó con la Banda Sinfónica Municipal de Valencia durante las prácticas externas del Conservatorio.

Actualmente, imparte las asignaturas de Lenguaje Musical y Conjunto Instrumental en la Escuela de Música “José Cardona Lahoz” de Llombai.

– Josep, ¿cómo has preparado este premio?

Con mucha ilusión. Tuve frente a mí un repertorio de gran dificultad, el cual preparé en apenas un mes, debido a la pandemia global que estamos viviendo actualmente. Por estas circunstancias, lo primero que hice fue la planificación y la organización detallada de mis sesiones de estudio. Seguidamente, traté de grabarme con más frecuencia para detectar los errores más rápidamente. Y, por último, me preparé mental y emocionalmente, siendo esto muy importante ya que me centré en la consecución del objetivo, pero siempre con una perspectiva de mejora y aprendizaje, independientemente del resultado.

– ¿Qué ha significado para ti estos años en el Conservatorio?

Han sido muy importantes para mí ya que en esta etapa he empezado a buscar mi forma de tocar y desarrollar la disciplina en el estudio del instrumento. Además, me he sentido como en casa, con compañeros y profesores los cuales admiro mucho. También, el conservatorio me ha abierto las puertas a experiencias y aprendizajes que nunca esperaría.

– ¿Cuáles son tus planes más cercanos?

Continuaré ejerciendo como profesor mientras preparo algunos concursos en los que voy a participar este año. Además, estoy colaborando con un estudiante de composición del Conservatorio, Jorge Coll, para la creación de una obra para saxofón y piano la cual esperamos que vea la luz en los meses siguientes. Por último, estoy afrontando con ilusión la preparación de oposiciones a bandas profesionales, mi sueño.

– ¿Algún consejo para los estudiantes, para poder afrontar con éxito un Premio?

Ser totalmente consciente del nivel que tienes en este momento, no lo que otros dicen de nosotros, y saber gestionar los pensamientos y emociones que ocurren durante todo el proceso.

 

ROBERTO SANHERMELANDO BLANES. Contrabajo.

     Roberto Sanhermelando Blanes (Fotografía realizada por Charo Mangas y cedida por el CSKG)

“Músico con mucha proyección, trabajador, refinado, y con buena presencia escénica”. Así lo definió el tribunal que le otorgó el Premio Extraordinario de contrabajo del Grado Superior en el Conservatorio de Música “Joaquín Rodrigo” de Valencia, en noviembre de 2020.

Recientemente, ha sido miembro de la Acadèmia Simfònica de la Orquestra Simfònica de les Illes Balears y, en la actualidad, es integrante de la bolsa de instrumentistas de la Joven Orquesta Nacional de España. Además, ha colaborado con la Jove Orquestra de la Generalitat Valenciana, la Jove Orquestra Nacional de Catalunya y la Joven Orquesta Sinfónica de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana, bajo la batuta de directores como Cristóbal Soler, Pablo Rus Broseta, John Carewe, Pablo Mielgo, Gordan Nikolic (bandArt) y Rubén Gimeno.

Por lo que respecta a su formación como contrabajista, ha recibido clases de profesores como Julio Pastor (Orquesta Nacional de España, CSKG y Musikene), Luis Cabrera (Codarts Rotterdam, Guildhall School of Music & Drama y Nederlands Philarmonisch Orkest), Damián Rubido (City of Birmingham Symphony Orchestra), Francisco Lluch (Conservatorio Profesional “José Iturbi”), Francisco Ruíz (Conservatorio Superior “Joaquín Rodrigo”) y José Hernández (Conservatorio Profesional “Rafael Talens”).

Actualmente, compagina sus estudios de Máster en Interpretación Solista en el Conservatorio Superior Katarina Gurska con la docencia musical. También forma parte de la Orquesta de Cuerda y de la Banda Sinfónica de la Sociedad Musical de Alboraya, su pueblo natal, a las cuales ha dirigido en algunas ocasiones. Además, desarrolla una labor social como monitor del grupo scout de la misma localidad.

– Roberto, ¿cómo has preparado este premio?

Las dos piezas que interpreté las había preparado durante los cuatro años de Grado Superior, pero no había tocado ninguna en público. Por tanto, empecé por pulir los pasajes más complicados e intenté conseguir un sonido que me gustara desde el principio. Aunque no abandoné este trabajo en ningún momento, conforme se acercaba el día de la prueba, integré en mis horas de estudio darles un sentido musical a ambas obras. Por otra parte, realizaba ejercicios de visualización que, sin duda, fueron claves para tener éxito el día de la prueba.

– ¿Qué ha significado para ti estos años en el Conservatorio?

Sin embargo, lo más importante ha sido la cantidad de buenos compañeros y amigos que deja el conservatorio. Miles de momentos y experiencias vividas que se quedarán en mi memoria. Aprender rodeado de quien quiere aprender es lo mejor que te puede pasar. Y eso es lo que me pasó a mí.

– ¿Cuáles son tus planes más cercanos?

Lo primero que tengo en mente es acabar el Máster en Interpretación Solista que estoy realizando en el Centro Superior Katarina Gurska, en Madrid. No sé dónde estaré ni qué haré el curso que viene, pero estoy tranquilo. Lo único que tengo en mente es seguir estudiando y formándome como músico. Mientras no me falte la motivación para seguir mejorando día tras día todo irá bien.

– ¿Algún consejo para los estudiantes, para poder afrontar con éxito un Premio?

El simple hecho de poder presentarte al Premio, significa que todo el trabajo que has realizado durante los últimos cuatro años de tu vida merece un reconocimiento. Trabaja y estudia día a día desde el respeto y la humildad. Sé ambicioso, no te pongas trabas a ti mismo. Es un día que marcará tu vida, así que prepárate tan bien como sepas hacerlo y disfruta haciéndolo. Solo tienes que salir al escenario y darlo todo.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*